¿Por qué tenemos que trabajar la gratitud?

  • La gratitud es el estado que permite valorarlo todo.
  • Trabajá la gratitud consciente todos los días. Agradecé 3 cosas antes de dormirte y 3 antes de despertarte.
  • Agradecer aquellas cosas que aún no has manifestado en tu vida es el mayor acto de fe..

Quisiera comenzar hablando de la gratitud como algo que, de todo mi aprendizaje personal, ha sido lo que me permitió dar el gran salto en mi vida. Supongo que escribiré un libro completo sobre la gratitud o le dedicaré un capitulo importantísimo.

La gratitud es una emoción que te pone en un lugar de privilegio de felicidad. Quien puede agradecer todo lo que tiene, lo ha entendido todo.

Cuando agradecés, estás en sintonía de recibir más y más cosas buenas por las cuales estar agradecidos.

Agradecer es poder reconocer tus bendiciones, lo que has recibido y lo que has logrado. Es un sentimiento de felicidad, de plenitud y de gozo.

Es detenerse a observar la abundancia en nuestras vidas. Es reconocer la abundancia.

Agradecer algo que todavía no hemos logrado o no se ha manifestado es el mayor acto de Fe. Es tener la certeza que ya es nuestro, que eso que deseamos sucederá en el momento oportuno.

La gratitud es una virtud que te permite alcanzar el éxito.

La gratitud, al igual que la meditación, nos llena de energía, permitiéndonos encarar nuestra cotidianeidad de otra manera. ¿Cómo te sentirías y crees que sería tu vida si estuvieras permanentemente agradecido por todo, aún por las experiencias que en su momento no fuero gratas pero que te permitieron crecer?

¿Cómo se trabaja la gratitud conscientemente?

Algunos estudios dicen que quienes escriben una carta de agradecimiento pueden mantenerse en ese estado de felicidad mínimo un mes. Otro estudio arrojó que quien escribe 3 acontecimientos positivos a diario durante toda una semana, se mantendría en ese estado durante seis meses.

Te propongo hacer un ejercicio diario que no te llevará mucho tiempo y los beneficios serán extraordinarios:

Todas las noches antes de dormirte agradecé 3 cosas por las que te sientas bendecido y todas las mañanas otras 3 antes de levantarte. En un año habrás agradecido 2190 cosas o acontecimientos, o lo que sea en tu vida.

Este es un ejercicio que te ayuda a mantener un estado de ánimo saludable para hacer y recibir lo que deseas.

Lo obvio no es obvio.

La velocidad en la que vivimos nuestras vidas nos impide muchas veces detenernos a contemplar todo por lo que nos debemos sentir bendecidos y agradecidos. Es que estamos acostumbrados a tener eso que está ahí, lo que sea,  y no lo valoramos como deberíamos hacerlo en realidad. Un plato de comida, una casa que nos cobija, una manta que nos abriga en el invierno, nuestro trabajo, nuestros amigos, la salud, la familia. Lo obvio no es obvio.

Mi experiencia personal fue muy fuerte cuando comencé esta práctica de la gratitud. Al principio agradecía en términos generales la familia, los hijos, la casa, el trabajo. Tenía la sensación que al tiempo iba a comenzar a agradecer las mismas cosas, como si la lista fuera chica, entrando en un proceso repetitivo. Yo me sentí siempre bendecida por todo pero esto de trabajar la gratitud conscientemente era nuevo para mí. Como estaba obligada naturalmente a detenerme, empecé a observar a mí alrededor y a los demás y a decirme a mí misma que aquello que era obvio para mí no era obvio.

En el mundo no todos poseen sus necesidades básicas cubiertas, sin embargo siendo periodista y entendiendo esto desde siempre, jamás, hasta que comencé este ejercicio, lo vi de esta forma. Si veía la carencia en los otros, intentaba ayudar, pero no veía lo que yo tenía, no me había detenido lo suficiente. Ese día, en el que me di cuenta de mi abundancia en muchos ordenes de la vida, comencé a valorarlo todo.

Hoy todas las mañanas agradezco un día más, poder levantarme y prepararle el desayuno a mis hijos, acariciar a Lola, nuestra bóxer que es parte de nuestra familia, trabajar en lo que amo, el sol o la lluvia, hablar con una amiga, las personas que me ayudan en mi vida cotidiana, un consejo, el tiempo que otros invierten en mí, sentirme feliz y sana. Un día más de verdad. Contemplar la naturaleza me volvió más agradecida.

La gratitud nos ayuda a mirar la vida hoy, nos mantiene en tiempo presente, nos ayuda a enfocar. Conociendo el destino y teniendo claro el rumbo, o muchas veces dejándonos llevar, es disfrutar el paisaje. Todo esto es la gratitud.

Si de todo lo que vamos a ir aprendiendo juntos, practicás conscientemente la gratitud en el sentido profundo que hoy planteamos, lo habrás comprendido todo. Quien agradece de corazón y vive la magia de la vida lo ha comprendido todo de verdad.

La gratitud, al igual que el amor, es la energía en la que construimos positiva y exitosamente nuestras vidas.

Escribe todo lo que deseas obtener en tu vida y agradece. En el tiempo correcto lo veras manifestado.